¿Qué son los trastornos de la conducta alimentaria?

Los trastornos de la conducta alimentaria se caracterizan por cambios importantes en la conducta de comer: aparecen cuando el cuerpo no recibe la cantidad de nutrientes que necesita para funcionar correctamente, o cuando lo que se consume es excesivo.

Los principales trastornos de la alimentación son: la anorexia, la bulimia, el sobrepeso y la obesidad.

+ ANOREXIA

  • La persona come mucho menos de lo aconsejado (teniendo en cuenta la edad, la estatura y las necesidades vitales) o directamente evita comer. Esto no se debe a una falta de apetito, sino a una resistencia a alimentarse.

+ BULIMIA

  • Se caracteriza por el consumo de alimentos en forma de “atracón”. Cuando esto sucede, se ingiere una gran cantidad de comida, generalmente con la sensación de pérdida de control. Seguidamente, aparece un fuerte sentimiento de culpa por lo que se suele recurrir al vomito inducido, el consumo abusivo de laxantes, diuréticos o enemas y/o ayuno prolongado.

+ OBESIDAD Y SOBREPESO

  • El sobrepeso y la obesidad se caracterizan por una acumulación anormal o excesiva de grasa. Puede darse por factores genéticos, o porque la persona coma compulsivamente. En este último caso, la persona atravesaría un TCA. La compulsividad es caracterizada por periodos de voracidad o por comer sin parar.

¿En quiénes se presentan?

Es importante tener en cuenta la manera en la que las personas jóvenes percibimos nuestra imagen corporal. Estamos frente a una señal de alarma, cuando esta imagen no coincide con la realidad. A veces, cuando una persona siente que su cuerpo no es el que desea tener o el que siente que la sociedad impone imitar, es que se empieza a dañar. No solo no comiendo o con atracones, sino también con conductas que lastiman y generan dolor, acompañados de un estado de mucha angustia.

tca-info-b

Debemos estar alerta, si la persona presenta alguna de estas características:

  • Baja autoestima
  • Tristeza, ansiedad, enojo y soledad
  • Relaciones personales y familiares problemáticas
  • Dificultad para expresar sentimientos y emociones
  • Haber sido ridiculizado por su peso
  • Obsesión por el peso
  • Percepción distorsionada de la imagen corporal

O a los siguientes comportamientos:

  • Rechazo a comer en público y/o poner excusas para no hacerlo
  • Acumular y esconder comida
  • Desaparecer después de comer, frecuentemente al baño
  • Rituales con la alimentación (cortar la comida en trozos pequeños, masticar cada bocado excesivamente, comer muy lentamente)
  • Preocupación mínima sobre una pérdida extrema de peso
  • Uso de prendas excesivamente grandes
  • Ejercicios excesivos

Entre todos nos cuidamos

Si crees que estás atravesando algún trastorno de la conducta alimentaria o conocés a alguien que pueda estar en esta situación, no dudes en consultar a un profesional. Las personas especializadas sabrán actuar en cada caso específico y atender las múltiples causas que lo originaron.

Tené en cuenta que muchas veces las personas no son sinceras con respecto a sus síntomas o no son del todo conscientes. Escuchar, acompañar y entender los tiempos es sumamente importante a la hora de superar estos trastornos.

 

ultimo-corte

Tenés derecho a:

Asesorarte y acceder a la atención médica gratuita en cualquier hospital o centro de salud público, en un ambiente de respeto y garantía de confidencialidad.

Cuidá tu cuerpo comiendo sano, haciendo ejercicio periódicamente, tomando agua y haciéndote chequeos médicos todos los años.